Este contenido también está disponible en: Inglés Francés Italiano

Durante los últimos años, colaboradores de la Fundación Prem Rawat (TPRF) en Ottawa, Canadá, han organizado una serie de originales eventos para recaudar fondos. En este blog David Pritchard nos cuenta lo que han estado ocurriendo.

Lo que en un principio nos inspiró a ayudar fue ver cómo el programa Food for People (Comida para la gente) iniciado por Prem Rawat podía ayudar a la gente en Bantoli, India, y, a partir de ahí, vino lo demás.

Nos propusimos llevar a cabo las ideas que nos surgieran para recaudar fondos. La más reciente ha sido una jornada informativa a la que asistieron unas 25 personas. Proyectamos el documental Inside Peace, (Paz en el interior) disfrutamos de un estupendo almuerzo con la comida que todos trajeron, realizamos una subasta y una rifa, y mostramos dos videos de Prem Rawat hablando del programa Food for People. El evento recaudó más de 440 dólares norteamericanos.

Mi esposa es propietaria de un restaurante vegetariano llamado The Pantry que se ha convertido en la plataforma para muchas de nuestras iniciativas para recaudar fondos. En los últimos cuatro años, cada Navidad, hemos hecho el día de la TPRF.  A principios de diciembre, donamos los ingresos del restaurante a Food for People. Ese día, tenemos folletos sobre el programa y un gran tarro de vidrio muy bonito para las donaciones. Era un esfuerzo, pequeño en comparación con otros, que podía reunir de 475 a 600 dólares y quizás era nuestro día de trabajo más agradable del año.

Una de las iniciativas más inusual tuvo como protagonista un cuadro del siglo XIX, donado tras ser rescatado de la basura. Lo colgamos en el restaurante y lo pusimos en venta. Pasaban los días sin que nadie mostrase el más mínimo interés y no recibimos ni una sola oferta. Pero, el último día de la subasta, cuando habíamos perdido la esperanza de venderlo, uno de nuestros clientes habituales ofreció 335 dólares.

La iniciativa de la que estoy más orgulloso fue la representación de Melody Moore, un espectáculo con un solo protagonista, Thomas Moore, poeta y músico irlandés del siglo XIX. Escrito e interpretado por el actor y cantante Richard Hanna, de Nueva Zelanda, quien generosamente se ofreció a representarlo porque le había impresionado el programa Food for People. Se llevó a cabo en el restaurante y el comedor se transformó en un pequeño teatro con más de 50 asientos. Las entradas se vendieron a 16 dólares. Antes de la actuación se proyectó un breve video sobre Food for People, y al final servimos té y café. Tras animar a los clientes habituales, recaudamos más de 1.200 dólares. Fue un final perfecto para una noche memorable.

En 2012, celebramos la noche de La guerra de las galaxias en un centro cívico. Alguien del equipo conocía  a un grupo de aficionados que se visten como personajes de la película para apoyar eventos benéficos. Se proyectó la película con la asistencia de algunos de sus personajes y también un video sobre Food for People a más de 200 adultos y niños y recaudamos unos 877 dólares.

En algunos de estos proyectos colaboran muchos de los patrocinadores locales de la TPRF. Me impresionó la dedicación de los voluntarios, y no deja de sorprenderme la alegría que nos produce ayudar en estas iniciativas.

Teniendo en cuenta que la mayoría de los que colaboran son mayores de 60 años, creo que lo hicimos bastante bien transportando los muebles y el pesado equipo. Por norma, cubrimos cualquier coste asociado a la iniciativa, de modo que cada céntimo recaudado se done a la TPRF. Tratamos de compensar de algún modo esas donaciones con una comida, una obra de teatro o una películas. El dinero conseguido fue solo parte de la experiencia. La participación en el trabajo de la Fundación Prem Rawat añade una dimensión extra a nuestra vida cotidiana.

Share this story

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail